Buenasnoticias.cl

La multinacional noruega AKVA group que provee suministros acuícolas a la industria salmonera – con sede en Puerto Montt – creó hace un año un programa de inclusión femenina en sus procesos productivos, en el área de maestranza soldadura, con el propósito de potenciar a las mujeres locales con una fluida participación laboral y con el compromiso de equidad de género. “Queremos ver más mujeres empoderadas, trabajando en la industria salmonera. Desarrollamos desde hace un año proyectos de inclusión y capacitación femenina en el área de soldaduras, para generar productos de excelente rendimiento, con lo mejor de ambos sexos” comenta Andrew Campbell, presidente regional de AKVA group para América, UK y Australasia.

Son ya unas 23 mujeres que se desempeñan en la maestranza de la compañía, quienes previamente fueron entrenadas en la academia de AKVA, donde inicialmente se desarrollaron cursos solo para hombres, para luego probar con cursos mixtos, llegando finalmente a tener un curso sólo para mujeres. “Este es un llamado a que las mujeres pueden lograr todo lo que se proponen y nosotros estamos dispuestos a acompañarlas en este proceso. La sustentabilidad pasa también por las personas, en relación a la participación de los colaboradores y las comunidades locales” enfatiza Campbell.

¿Podré hacerlo? se preguntó Jeanette Salazar, técnico en alimentos, secretaria ejecutiva y ahora pionera del grupo de las soldadoras nocturnas de AKVA group Chile. “Jamás imaginé trabajar en algo así. Debí probarme a mí misma que podía. En el mundo todo está cambiando. Es un giro rotundo, muy importante y positivo para mí. Fue duro en un principio, porque era un campo de hombres, un trabajo rudo, que hoy me gusta demasiado. Me siento integrada y capaz de desempeñarme en cualquier área”, comenta entusiasmada.

En soldaduras, las mujeres se especializan en materia prima, estructura y accesorios, perfeccionándose en unos seis meses para así producir balsas jaulas de alta calidad, que incluso se exportan. En Chile trabajan más de 350 personas, con 46 mujeres en diversas áreas. Al inicio del programa existía la idea que no iba a resultar y hoy funciona con éxito. “Vamos a cambiar los patrones comunes. En AKVA group reconocemos la contribución femenina y celebramos su participación. No hay género mejor que otro, aquí no queremos limitar el talento”, sostiene Campbell.

Comentarios