CONAF supera con creces meta de programa de arborización

El gobierno, a través de CONAF, entregó sobre 745 mil árboles para proyectos de arborización urbanos o periurbanos.

0
256
Buenasnoticias.cl

En el marco del programa de arborización “Un chileno, Un árbol”, el gobierno a través de la Corporación Nacional Forestal (CONAF), entregó este año a nivel nacional 745.523 árboles y arbustos, concentrando la labor en las comunas más vulnerables económicamente y con menos vegetación urbana.

Así lo destacó el director ejecutivo de CONAF, José Manuel Rebolledo, quien además resaltó que esta cifra significa un 29% más de lo comprometido para el presente año, ya que la meta era entregar 577.500 ejemplares, y a noviembre de este año se superó ese compromiso en 168.023 árboles, especialmente por la demanda de la ciudadanía y organizaciones para arborizar las áreas urbanas y periurbanas de nuestro país.

En este mismo sentido, expresó que las metas del programa, están planificadas “teniendo en cuenta la demanda de las personas y nuestra capacidad para responder con plantas de buena calidad; preferentemente con plantas de altura sobre los 41 cm, donde la relación altura, diámetro de cuello y raíz sea el adecuado, aumentando las probabilidades de establecimiento y sobrevivencia futura”.

La región que más ejemplares  ha entregado es la de Valparaíso, con un total de 144.505 plantas, seguida por la Metropolitana con un total de 120.781 plantas. En tercer lugar figura la Región de Aysén, con un total de 84.959 plantas.

Respecto al destino de las plantas, es decir, zonas urbanas o periurbanas, el mayor porcentaje se presenta en las zonas periurbanas con un 52,2%. La región de Valparaíso es la zona donde se han entregado más plantas en zonas periurbanas (88.712), en tanto que la Región Metropolitana es la zona donde se han entregado más plantas (120.581) en zonas urbanas.

Según el origen de las plantas, el mayor porcentaje que se ha entregado corresponde a  especies nativas, 58,4%, en tanto que especies exóticas asciende a 41,6%. Dentro de las especies más utilizadas figuran el Quillay, Peumo y Avellano.

El Programa de Arborización es un compromiso presidencial presente en el Programa de Gobierno del Presidente Sebastián Piñera 2018-2022, en él se señala el reimpulso del plan de reforestación urbana, denominado “Un Chileno, Un Árbol”, cuya meta se establece entre 5 a 6 millones de árboles. El Programa de Arborización es ejecutado por la Corporación Nacional Forestal (CONAF) desde al año 2010.

El principal objetivo del programa de arborización es promover la generación de servicios ecosistémicos mediante el fomento del arbolado, parques urbanos y periurbanos en Chile, considerando el uso de plantas con valor patrimonial y cultural, contribuyendo a la difusión de los beneficios que proporcionan a la sociedad para mejorar la calidad de vida de la población.

La labor que realiza el programa se basa en un trabajo inclusivo, participativo, ético y sostenible. La entrega de árboles se efectúa tanto a  personas naturales o jurídicas, públicas o privadas para arborizar todo Chile, considerando que los beneficios de los árboles trascienden la propiedad.

El programa fomenta las especies nativas, como: quillay (Quillaja saponaria), lenga (Nothofagus pumilio), notro (Embothrium coccineum), y peumo (Cryptocarya alba); y nativas con problemas de conservación, como: araucaria (Araucaria araucana), toromiro (Sophora toromiro), palma chilena (Jubaea chilensis),  y pitao (Pitavia punctata). Asimismo se trabaja con especies exóticas como: ciprés macrocarpa (Cupressus macrocarpa), acacia de hoja azul (Acacia saligna), brachichito (Brachychiton populneus), y encino (Quercus robur).

Cabe señalar que gran parte de las plantas son producidas en alguno de los 32 viveros de CONAF, siendo solo una pequeña proporción comprada o recibida como donación. La entrega de árboles se canaliza, principalmente, a través de los municipios, organizaciones sociales, colegios, y en las oficinas de la Corporación. Para obtener un árbol, se debe presentar una carta de solicitud a la oficina de CONAF regional o provincial más cercana al lugar donde se establecerán los árboles. Dicha carta debe ir acompañada de un proyecto de arborización, donde se indique la dirección exacta donde se plantarán los árboles y el uso que se les dará, para que así la Corporación pueda asesorarlos respecto a la especie más adecuada para la zona y el uso.

Comentarios