Dime dónde vives y te diré cuánto vale tu vivienda

Nueva tecnología basada en un modelo matemático ayuda a los usuarios a definir en cuánto vender o arrendar tu vivienda conjugando factores tradicionales como m2 construidos y de terreno, y otros nuevos como locomoción, acceso a colegios, estado de la vivienda entre otros.

0
1218

Se dice que uno de los eventos más estresantes de la vida es el cambiarse de vivienda, tanto así que habitualmente aparece dentro de los top 3 por todo lo que conlleva, la incertidumbre, lo que significa en términos emocionales y económicos.

Pensando en poder facilitar este proceso y entregar más información al usuario que se transforme a su vez en mayor información y ello en menor incertidumbre en que Habiter Chile (www.habiter.cl) creó una herramienta digital que te dice cuál es el precio de arriendo o venta de tu inmueble, considerando varios factores que aumentan o disminuyen el valor de ella.

Esta herramienta cuenta con un modelo matemático que valoriza distintos aspectos de las viviendas, tanto los más tradicionales como los metros cuadrados construidos, el tamaño del terreno, como otros menos tradicionales pero que influyen directa o indirectamente en el valor final de compra o arriendo de una vivienda.

“A través de un estudio que realizamos a más de cien propiedades, nos dimos cuenta que factores como la orientación, la calidad de la locomoción o el barrio en el que se ubica son muy importante para aproximarse al precio adecuado”, explica Marcelo Nario, socio gerente de Habiter.

Gracias al estudio que realizaron en diferentes partes del país, descubrieron que ciertos elementos influyen bastante en la percepción de las personas sobre un inmueble, como lo son el barrio en el que se encuentra, si está dentro de un condominio o no, el piso en el que se encuentra, la orientación y vista de las ventanas y el estado de la propiedad, es decir, si son nuevas, renovadas, buenas, regulares o malas.

En base al mismo estudio, Nario asegura que el comportamiento del mercado se va modificando en el tiempo por factores exógenos como la plusvalía, terremotos, líneas de metro, nivel de delincuencia, entre otros. “Los cambios constantes del mercado nos obligaron a estudiar los valores de transacción de cientos de propiedades en diferentes barrios para poder desarrollar un modelo matemático que se ajustará a la realidad en que se comercializan dichas propiedades”, agrega.

Dentro del software también se evalúan los factores físicos ya conocidos, como los m2 construidos y de terreno, el año de construcción, número de estacionamientos y el tipo de terminaciones, los que en conjunto a los anterior, permiten entregar el valor adecuado de venta o arriendo del inmueble. “Si uno vende bajo el precio de mercado, deja plata sobre la mesa. Y si la pretende vender sobre el precio de mercado, sencillamente no se vende. El equilibrio es muy delicado y debe tratarse con mucho profesionalismo”, afirma el socio gerente de Habiter.

Comentarios