Emprendimiento chileno logra disminuir en un billón el uso de toallitas higiénicas en el país

Con más de 100.000 copas menstruales vendidas a lo largo de Chile y Latinoamérica, desde el 2016 a la fecha han aumentado un 200% sus ventas y esperan un crecimiento este año de un 90%.

0
269

Cada año se desechan hasta 100 mil millones de tampones y toallas higiénicas en todo el mundo. Con este panorama, la copa menstrual se transformó en la última década como la alternativa más sustentable para ayudar al medio ambiente, gracias a que contienen el flujo menstrual al ir insertas en la cavidad femenina impidiendo que el líquido salga. 

Desde su creación, el emprendimiento chileno logró disminuir en un billón el uso de toallitas higiénicas en el país, según cifras entregadas por Paula Valenzuela Rendic creadora de MiaLuna, empresa que lleva en el mercado 9 años, dedicada a ofrecer productos de higiene, protección y cuidado femeninos, siempre desde una alternativa sustentable, que cuida la huella que deja cada mujer en este planeta.

“Una toalla higiénica tarda aproximadamente 500 años en degradarse y el aplicador del tampón un poco más. Éstos contienen sustancias como látex, dioxinas, polvos absorbentes y otros químicos que dañan el medio ambiente y los mantos acuíferos”, comenta Paula Valenzuela.

Actualmente, la empresa ya cuenta con cuatro generaciones de copas y miles de otros productos pensados en la mujer y una menstruación consciente en el mercado. Con más de 100.000 productos vendidos en Latinoamérica y 90% de satisfacción de las usuarias sus ventas desde el 2016 a la fecha han aumentado un 200% y esperan un crecimiento este año de un 90%.

La historia del Emprendimiento Chileno

Luego de años de investigación y debido a la alarmante estadística que afirma que el uso de toallas higiénicas y tampones se encuentran dentro de los productos más contaminantes en el mundo, es que  Paula Valenzuela Rendic se comprometió con el cuidado del medio ambiente y en el año 2011 lanzó su primer producto, una copa menstrual reutilizable que evita el uso de plástico, embalaje y desperdicios, siendo una opción higiénica, saludable, cómoda, barata  y ecológica, ya que la misma copa se puede utilizar por 3 años.

Con años de arduo trabajo, el 2012, MiaLuna fue la ganadora de SERCOTEC 2012, capital semilla. En el 2016 se unieron al proyecto de reforestación nativa más grande en la historia de Chile: Reforestemos Patagonia. “Un porcentaje de nuestras ventas mensuales van destinadas para comprar árboles nativos y reforestar la zona de Magallanes y Aysén. A la fecha ya llevan más de 1.700 árboles” comenta Paula Valenzuela,  Directora de MiaLuna.

Y a finales del mismo año, se transformaron en una de las pocas empresas chilenas en obtener el reconocimiento y certificación de Empresa B, demostrando que con MiaLuna, una menstruación consciente es posible” comenta Valenzuela.

En la actualidad, MiaLuna cuenta con 180 mujeres a lo largo de Chile que venden productos de la marca, en 45 tiendas especializadas y en algunas farmacias. También se encuentran sus productos en 10 países de Centro y Sudamérica. Para más información ingresar a www.mialuna.com

Comentarios