Inauguran en Arica centro de atención especializada para la niñez refugiada y migrante

La iniciativa busca brindar apoyo psicosocial y educativo a niños, niñas y adolescentes durante su estadía en el país mientras regularizan su situación.

0
161
Buenasnoticias.cl

Como una forma de hacer frente al éxodo masivo de personas refugiadas y migrantes de Venezuela y salvaguardar los derechos de niños, niñas y adolescentes migrantes y refugiados, la ONG World Vision inauguró en la ciudad de Arica el Centro de Día Amigable “Esperanza sin fronteras”, un espacio financiado por ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, que brindará atención especializada para la niñez refugiada y migrante. 

El recinto, que atenderá ininterrumpidamente de lunes a domingo de 9.00 a 17.00 horas, ofrecerá atención psicosocial, lúdica, orientadora y educativa a los niños y niñas que lleguen junto a una persona adulta responsable, proveyendo así esperanza y protección para ellos/as y sus familias. Entre los servicios que ofrece el centro destaca una sala de juegos, una zona de lactancia, una sala de estar familiar, un centro de conectividad y un espacio de comedor, todo emplazado entre cuidados jardines. También contará con una lavandería y duchas para uso familiar. 

“Centro de Día Amigable es una casa que espera acoger a los niños, niñas y sus familias, para que allí puedan descansar de la travesía o las actividades demandantes de su proceso de integración en Chile. Con esta iniciativa buscamos evitar escenarios vulnerables para niños, niñas y adolescentes que se encuentren de paso por Arica, recién llegados a Chile o que aún no cuenten con las comodidades de un hogar en la ciudad”, enfatizó Natalia Cuello, coordinadora territorial en Arica de World Vision

En tanto, Sandra Contreras, Directora Ejecutiva de la organización no gubernamental, sostuvo que el objetivo de esta iniciativa “es dar un espacio cómodo para que los niños, niñas y sus familias puedan estar. Queremos que los niños sigan siendo niños mientras se ajustan a su nueva condición de migrantes o refugiados en Chile”, manifestó. 

Además de estar en un lugar cómodo y seguro, los niños y niñas que lo requieran recibirán atención gratuita de psicólogos/as, trabajadores/as sociales y se estipula que prontamente el centro cuente también con profesionales de la educación para fortalecer los procesos interrumpidos por el desplazamiento y favorecer así la inserción y adaptación a las escuelas chilenas.

“Nos encanta poder impulsar este tipo de iniciativas en donde el bienestar de niños y niñas es el foco central. Si bien sabemos que los niños y niñas generalmente viven procesos de integración más rápidos, también es cierto que nunca será fácil dejar el país de origen, el calor de un hogar, las amistades del colegio o la familia con la que creciste. En este sentido, era importante generar un espacio integral en donde las familias, mayormente provenientes de Venezuela, puedan volver a sentirse seguras y acogidas, dejando atrás los duros momentos que han vivido durante el desplazamiento”, señaló Alexandra Krause, representante regional adjunta de ACNUR.

Comentarios