Instrucciones para abrir la cabeza

0
166

Dos estrellas se me alinearon esta semana: llegó a mis manos el nuevo libro del profesor José Maza, astrónomo, sobre el planeta Marte… y vi “Relatividad”, un montaje teatral sobre el legado del físico Albert Einstein.

La combinación, comprenderán, fue explosiva.

Vamos por orden.

“Marte, la próxima frontera” (editado por “Planeta”, aunque parezca broma) es un texto que nos abre la tapa de los sesos y nos permite mirar nuestra pequeñez con violenta objetividad. Maza, su autor, es Premio Nacional de Ciencias Exactas (1999) y un extraordinario pedagogo, capaz de explicar con peras y manzanas la enormidad del universo y sus misterios. Ya en su primer libro “Somos polvo de estrellas” -que se convirtió en superventas apenas publicado- se vislumbra esa capacidad de asombro que posee el autor y su talento para hacer comprender lo difícil.

“La gracia de ir a Marte es que no se puede”, asegura Maza, inaugurando una nueva forma de pensar: intentar un viaje interespacial nos exigirá, como humanidad, avanzar en muchos sentidos… si algún día necesitamos cosechar tomates en Marte, entonces tendremos la tecnología suficiente para hacerlo también en nuestro desierto de Atacama. Prepararnos para viajar a Marte es mucho más que simplemente llegar a Marte, aunque suene cliché.

Y esa es la invitación que lleva, oculta entre líneas, el libro: una invitación para pensar en grande, más allá de nuestras fronteras.

La experiencia con Einstein fue diferente, pero igualmente cautivadora. Con un elenco de lujo -y una hipnótica actuación de Blanca Lewin- “Relatividad” responde a una inquietante pregunta: un gran hombre, ¿es necesariamente una buena persona? El genio es enfrentado a uno de sus fantasmas, el de su propia hija… de quien perdimos el rastro cuando era una niña. El guión se luce bajo la dirección de Héctor Morales -se nota la mano joven, en el buen sentido de la palabra-, y se mezcla con conceptos matemáticos difíciles de comprender en el papel, pero que a veces se convierten en la perfecta analogía de nuestras propias vidas. Una joya que estará en cartelera hasta el 15 de septiembre en el Teatro UC (con Tito Bustamante, Blanca Lewin y Alessandra Guerzoni, guión original del norteamericano Mark St. Germain).

Como decía el propio Einstein, “la mente es como un paracaídas, sólo funciona si la tenemos abierta”. Y estas dos invitaciones -un libro y una obra de teatro- apuntan en esa misma dirección.

 

Por Miguel Ortiz A.

@ortizmiguel

Comentarios