Buenasnoticias.cl

El cambio al horario de verano -que se aplicaría en Chile el próximo 11 de agosto genera polémica; ya que expertos internacionales y locales coinciden en que es perjudicial “Está comprobado a nivel mundial que el cambio horario, Daylight Saving Time (DST), no genera ahorro energético neto y además trae consigo consecuencias nocivas para el funcionamiento adecuado del organismo humano, ya que afecta el reloj biológico diario”, dice enfático el Doctor Erwin Plett, Director de Alfa Lux y Vicepresidente de la Comisión de Energía del Colegio de Ingenieros de Chile A.G.

“El único Ministerio que hasta ahora ha justificado los cambios de horarios en Chile es el Ministerio de Energía y sus antecesores, basado en la antigua creencia que ahorrábamos algo de electricidad y esto sólo en iluminación, pero ya se sabe que no hay un ahorro de energía significante -mucho menos del 1%- que justifique molestar a todos los chilenos con esta medida de fuerza. Hay acciones más eficientes y de ahorro significativo y permanente como apagar tantas luces innecesarias durante el día, o cambiar las luminarias a modernas LED. Si el Ministerio de Energía se abstiene de fomentar esta mala costumbre del cambio de hora, no creo que haya ningún otro Ministerio a favor de ello”, comenta Plett.

 

Un solo huso horario sin cambios

“Chile ocupa un huso horario errado. Nos corresponde geográficamente el mismo de Nueva York y de Perú (UTG -5), pero desde 1947 que usamos el huso horario de Bolivia (UTG-4) y cuando cambiemos la hora tendremos el huso horario de Groenlandia y del Brasil / Atlántico (UTG-3). La luz del sol es la que encarrila nuestro reloj biológico y le dice cuándo comienza el día”, comenta el Doctor John Ewer, del Centro Interdisciplinario de Neurociencia de Valparaíso, quien trabajó con el Prof. Rosbash, Premio Nobel de Medicina 2017.

Hay estudios clínicos que constatan que si hay solo un  huso horario efectivamente las personas se sienten mejor, ya que no afecta su cronobiología y vuelven a lo natural, generando más bienestar personal, productividad, concentración, buen descanso -sin jet lag o falta de sueño- mejor ánimo y equilibro diario, entre otros aspectos positivos determinantes para el buen vivir.

El primer cambio horario se hizo en Chile en 1947, y los gobiernos de turno siguen haciéndolo en forma rutinaria. Y ahora en agosto se definirían los husos horarios para el país 2019-2022 ya que vence el Decreto Supremo 253 vigente desde el 2015. El cambio de hora en Chile es potestad del Ministerio del Interior y tendrá que decidir entre lo que es natural y correcto, y lo que es ya un mal hábito popular.

 

Comentarios