Buenasnoticias.cl

A través de las plataformas digitales, muchas universidades han continuado con sus planes de estudio, debido a la emergencia sanitaria que aqueja al mundo y a Chile. La Facultad de Ciencias UCSC ha implementado una serie de medidas para entregar los contenidos a sus carreras de pregrado tanto en Biología Marina como Química Ambiental. Una de ellas, tiene que ver con la idea de realizar laboratorios y experimentos, utilizando plataformas on line que le permite tanto al estudiante como a los docentes interactuar de manera didáctica y complementar así las materias que se enseñan en ambas carreras.

Un positivo balance de la plataforma digital realiza la profesora Paola González, docente de la carrera de Biología Marina. “Ha sido un aprendizaje que se ha desarrollado de manera muy rápida, ya que trasladar a un entorno virtual actividades de carácter práctico y que se logren los resultados de aprendizaje ha requerido modificar actividades. En los laboratorios realizados hasta el momento, lo hemos solucionado utilizando varios tipos de estrategias como son utilizar bases de datos obtenidos en versiones anteriores de los laboratorios, videos, plataformas digitales y programas de simulación acordes a las actividades que se hacen en forma presencial. Además, que hemos hecho uso de recursos digitales disponibles en el Entorno Virtual Aprendizaje (EVA) de la Universidad”, sostiene la docente.

Para la profesora de la carrera de Química Ambiental, Elizabeth González, ser innovadores y creativos es clave para alcanzar los resultados esperados en cuanto al aprendizaje. En un curso de esta carrera, realizó un laboratorio relacionado con los factores que afectan la velocidad de una reacción, en particular con el caso de los reactivos y la temperatura. “Para ello primero cada estudiante bajó de la internet el laboratorio virtual, luego fijaron las condiciones de trabajo, método (del uno al seis), temperatura y concentraciones de los reactivos A y B. Una vez fijado los parámetros se inicia la reacción, para ver el efecto de la concentración de los reactivos, dejaron fija la concentración de uno de los reactivos y fueron variando la concentración del otro reactivo.  Para ello lo primero que realizaron fue agregar el agua al matraz, de acuerdo a la concentración deseada del reactivo”, señala la docente.

Finalmente los datos tabulados fueron graficados y los estudiantes compartieron sus experiencias, ya que corroboraron que a medida que aumentaban la temperatura, el tiempo de reacción disminuía, por lo tanto la velocidad aumentaba. En el caso de la variación de la concentración, como escogieron distintos métodos, algunos no obtuvieron diferencias al variar la concentración, infiriendo que para ese método era de orden cero, lo que quiere decir que no dependía de la concentración de ese reactivo.  Además,  otros estudiantes concluyeron que a medida que aumentaban la concentración del reactivo, la velocidad también. 

De este modo, a través de ejercicios prácticos el proceso de aprendizaje llega a ser más concreto para los estudiantes y así, complementar los contenidos que son dictados a través de la teoría. 

Comentarios