Buenasnoticias.cl

Próximos a la COP 25 a realizarse en Chile y ante los esfuerzos por desarrollar un ordenamiento territorial sostenible, los ministerios de Agricultura y Medio Ambiente, a cargo del diseño e implementación del Plan Nacional de Restauración de Paisajes en Chile, comenzaron a trabajar la Hoja de Ruta hacia un Plan Nacional de Restauración.

En la oportunidad participaron además, CONAF, SAG, INFOR e INDAP, WWF y Ecoinnovations, así como la WRI, World Resources Institute, organización mundial no gubernamental de investigación, que busca crear condiciones de equidad y prosperidad a través de la administración sostenible de los recursos naturales.

El plan de restauración, una vez terminado deberá ser sancionado por el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad y debe estar terminado el segundo semestre del presente año.

René Zamora, coordinador latinoamericano de Word Resources Institute, WRI, sostuvo que en el marco de la iniciativa 20×20 de la cual Chile es miembro con la ambición de instaurar 500 mil hectáreas, nos encontramos trabajando en estructurar la hoja de ruta para hacer ese plan y ser presentado en la COP25, que se desarrollará en enero próximo acá en Chile.

Por su parte el director ejecutivo de CONAF, José Manuel Rebolledo, sostuvo que  el plan nacional de restauración nos permitirá desarrollar acciones para recuperar el paisaje y  mejorar la calidad de vida de aquellas personas y familias que viven en zonas rurales en nuestro país, de manera de mejorar la calidad y disponibilidad del agua y de los suelos, generando oportunidades laborales, que permitan darle sostenibilidad a estos sectores que  hoy están con esa necesidad.

Entre los temas que se trataron en esta reunión figuraron: experiencias en América Latina en el diseño de Planes nacionales de restauración, potenciales componentes del plan y lineamientos con otras políticas, actividades propuestas para el diseño del plan, taller de inversiones en Restauración en bosques nativos y taller de Planificación y Preparación ante de incendios forestales.

Complementariamente, a la fecha se ha realizado un trabajo coordinado entre el Ministerio de Agricultura y el Ministerio de Medio Ambiente, definiendo la gobernanza del Plan Nacional de Restauración a escala de paisaje, donde el director ejecutivo de CONAF, José Manuel Rebolledo, fue nombrado secretario ejecutivo y es el encargado técnico-político de la formulación del plan.

La restauración a escala de paisaje incluye, en términos generales, la restauración ecológica de ecosistemas estratégicos y rehabilitación de ecosistemas afectados por incendios forestales, la rehabilitación de tierras agrícolas degradadas, la reclamación de sitios severamente afectados por minería y la conservación de áreas naturales

Cabe señalar que en el marco la iniciativa 20×20, Chile propuso la restauración 500.000 hectáreas en tierras degradas (400 mil hectáreas de suelos agrícolas degradados y la restauración de 100 mil hectáreas de bosques nativos a nivel nacional), iniciativa liderada por el Ministerio de Agricultura a través del uso de diferentes instrumentos de política y coordinado con otras instituciones gubernamentales.

Para ello, se busca articular el Sistema de Incentivos para la Recuperación de Suelos Degradados, que tiene como objetivo principal recuperar el potencial productivo de suelos agropecuarios degradados, bajo la coordinación del Servicio Agrícola Ganadero y el Instituto de Desarrollo Agropecuario. También se considera articular los incentivos para la recuperación de los bosques nativos y el fomento forestal (Ley 20.283), coordinado por CONAF.

La iniciativa 20×20 es un esfuerzo liderado por los países de América Latina y el Caribe para iniciar la restauración de 20 millones de hectáreas en tierras degradadas al 2020. La iniciativa fue lanzada en la COP 20 en Lima, Perú, y apoya los esfuerzos globales de restauración de paisajes teniendo como meta 150 millones de hectáreas del Desafío de Bonn y 350 millones de hectáreas como parte de la Declaración de Bosques de Nueva York.

Hoy, 17 países y tres programas regionales participan en la iniciativa y han manifestado su intención de restaurar alrededor de 53.2 millones de hectáreas (un área equivalente a la superficie de Francia). Argentina tiene una ambición de restaurar 1 millón de hectáreas en bosques degradados y está dando los primeros pasos hacia la planificación.

La iniciativa 20×20 es apoyada por 50 socios técnicos, una coalición de 21 inversionistas de impacto y fondos privados que han indicado su intención de invertir 2,450 millones de dólares en proyectos de restauración en la región.

Comentarios